«

»

Héroes verdaderos

 

image001

Hace días que estoy pensando en escribir este artículo, pero no es fácil describir con palabras los hechos que he entendido de una persona particular que existe en mi vida que ha vivido cosas increíbles y mantiene un espíritu de optimismo inigualable.

 

En los últimos tres años he vivido experiencias que han cambiado mi vida de formas indescriptibles. Me he dado cuenta de muchas cosas que he hecho muy bien y de otras en las que me he equivocado por ignorancia. He aprendido que se debe respetar a cada persona y cada mundo porque son seres totalmente distintos con experiencias únicas que nadie, si no ha vivido algo parecido, entenderá jamás.

 

Hace unos meses leí un libro llamado “El efecto placebo” – del Dr. Joe Dispenza a quien admiro bastante. El explica como personas han sido curadas con el poder de sus mentes. Como la mente juega un rol esencial en la forma como manejamos nuestra vida, nuestro destino, nuestro organismo, nuestras células; en la forma como podemos ser capaces de auto-regenerarnos completamente y de enfermarnos y morir. Hace un año viví una experiencia muy fuerte en mi vida y tuve que aprender a manejar mi mente y a comprender que mi capacidad de curación era dependiente de mis pensamientos y mi estado de ánimo. Fueron momentos muy difíciles y donde agradezco haber contado con el apoyo de personas claves en mi vida. Pero existe una persona, que independientemente del rol que juega en esta vida para mi, es digna de admiración, respeto y un ejemplo a seguir. Esa persona es mi madre.

image003

 

Mamá sufrió un accidente terrible cuando tenía 31 años de edad. En este accidente ella sufrió traumatismos y heridas graves que los médicos diagnosticaron como tan severas que incluso no podría volver a caminar. Uno de sus brazos sufrió traumatismos y fracturas que le imposibilitaron usarlo por años. Y ella era madre de 4 niños pequeños a quienes tenía que cuidar. Pues no recuerdo ningún episodio donde mi mamá no hubiese funcionado perfectamente bien, a pesar de estar en silla de ruedas, y atendernos como era debido. No recuerdo episodios donde se quejara de lo que le había sucedido o donde se deprimiera al punto de no querer vivir. Su condición era difícil y hubiese sido completamente comprensible el hecho de que ella sufriera una depresión cuando estaba pasando por momentos tan duros de su vida. Su matrimonio se había roto, estaba incapacitada físicamente sin saber por cuanto tiempo, y aún joven con muchos años por vivir. Sufrió muchas operaciones que terminaban en los mismos diagnósticos de porcentajes extremamente bajos de poder volver a tener una vida normal como la había tenido, y su condición podía incluso deteriorarse. Pero que hizo ella? Tomo una determinación. Si su cuerpo no estaba trabajando como era debido en ese momento pues ella decidió usar su mente para curarse y auto-regenerar sus células. Eso hizo. Comenzó a trabajar seriamente en su mente y sus pensamientos positivos y poco a poco, con mucha paciencia, fue curándose ella misma, sin medicamentos, sin terapias, sin médicos que opinaran y dieran mas diagnósticos negativos, solo rodeada de seres positivos, de su familia que siempre la apoyó, y de sus guías de luz. En meses mi mamá estaba totalmente curada, caminando, usando sus vestidos hermosos y sus tacones altos de siempre, y su cuerpo lucía joven y renovado. Ni los médicos, ni aquellos escépticos entendían ni comprendían como fue posible tal recuperación. Otros lo llamaban un milagro, y otros lo llamaban fuerza de voluntad. Mi mamá lo llamó “el poder de la mente”. Mucho le he pedido que escriba su historia para aquellos que se encuentran en situaciones parecidas con diagnósticos tan oscuros, porque se que sería una fuente de inspiración para aquellos que necesitan creer en esa luz al final del túnel. Pero independientemente que lo escriba o no, es un honor para mi compartir su historia en estas cortas líneas. Porque esa mujer pasó por cosas que muy pocos seres humanos viven, y ella fue un ejemplo a seguir de que el poder de la mente es ilimitado, y si es posible lograr curaciones completas si se cree que se puede.

 

En estos dos últimos años en los que he sido retada por la vida en vivir dos experiencias bastante difíciles para mi, ella siempre fue mi amuleto de buena suerte, mi fuente de inspiración. No por ser mi madre únicamente, y eso es un bono adicional enorme, sino por ser tan bárbara y tener ese coraje tan admirable que posee. Por haber compartido conmigo sus vivencias mas íntimas el año pasado cuando conversábamos acerca de esos detalles de todo su proceso de curación los cuáles le tomaron años en superar, y cuando ella misma me repetía que yo misma podía curarme, y lo logré gracias a su apoyo y ejemplo.

 

A todos aquellos que creen que todo está perdido y que sus organismos no se encuentran respondiendo como debe, a quienes se encuentran enfermos o discapacitados, a quienes se encuentran deprimidos porque se encuentran viviendo momentos difíciles les digo, que entiendo lo difícil que es vivir momentos fuertes y retos que la vida nos coloca, muchas veces incluso para probarnos, pero busquen su fuente de inspiración, vean ejemplos de personas que han vivido momentos complejos. Mi mama necesito incontables operaciones, casi perdió su pierna completa por las múltiples fracturas, perdida de músculo y tejidos, falta de irrigación sanguínea y muchas otras complicaciones que se presentaron en el camino. Ella decidió vivir sana para poder disfrutar las muchas cosas que ha disfrutado en estos años y las que le quedan por disfrutar, cambió su perspectiva de la vida, ella aceptó el reto que el universo le dio para probar su fortaleza, y lo logró. Ella es mi héroe, y lo será por el resto de mis días en esta vida, y probablemente en otras vidas siga siendo mi héroe.

image005


* Our Arnica Salves * For Sale on Amazon