El gran poder de la mente sobre nuestro cuerpo

image001

Existen historias de curaciones llamadas milagrosas. Personas que decidieron curarse de enfermedades y lo lograron. Pacientes que vencieron el miedo al fracaso y pudieron demostrar a la ciencia que no es absoluta ni totalmente lógica y demostrable como muchos piensan. Personas que han llegado a ser dueñas de sus propias decisiones, y que toman el control total y absoluto de sus organismos y de su salud. Personas que comandan a sus células que se regeneren para que logren nuevamente el estado de salud inicial, y aquellos que no se enferman porque cuidan su estilo de vida, alimentación, realizan ejercicios y nutren sus mentes de una forma diaria.

 

También están los enfermizos constantes, aquellos que siempre tienen algo, que no encuentran un estado de salud que se mantenga por mas de algunas semanas o meses, y que su actitud de pesimismo demuestra muchos de los motivos por los que se les hace tan difícil curarse y mantenerse saludables, consumen excesos de medicamentos y drogas, no se ejercitan, y se niegan a cultivar la relación mente-cuerpo.

 

Cuando este es el caso, vemos a pacientes que se encuentran constantemente bajo los cuidados médicos, bajo supervisión de especialistas que en muchas ocasiones tampoco comprenden por qué a pesar de que el paciente recibe el tratamiento adecuado no muestran mejoría, por el contrarío parecen mas enfermos.

image003

La mente humana tiene poderes inigualables, tiene capacidades curativas enormes, y posee señales de comandos celulares capaces de regenerar tejidos, curar enfermedades, y mantener un estado de salud óptimo. El gran problema de todo esto es que no lo creemos. Pensamos que todo se resuelve con medicamentos o drogas, y no tenemos confianza en esta máquina operacional tan maravillosa que es la mente humana.

 

Personalmente he visto a pacientes lograr sus objetivos de curación total, así como he visto aquellos que no logran esta curación, y hasta mueren sin aceptar que pueden trabajar con su mente.

 

Hace unos meses me encontré con un caso muy particular de unos pacientes de fertilidad que tenían 9 años intentando concebir sin éxito. Ya habían agotado casi todas las vías posibles, habían incluso gastado todo su dinero en procedimientos costosos dentro y fuera del país, pero todo parecía imposible por cualquier vía. Decidí sentarme a conversar con ambos en un ambiente no de consultorio sino de compartir en las instalaciones informales de la clínica de fertilidad. Comenzamos a hablar acerca de sus vidas, de sus sueños, de todos los obstáculos que ellos habían pasado para llegar hasta donde se encontraban, y llegamos a un tema de que la madre de mi paciente padecía cáncer desde hace ya años. Esto había sido un tema difícil para ambos por la relación familiar tan estrecha que compartían con ella. El esposo de la paciente padecía de migrañas persistentes que no mejoraban con el uso de ningún tipo de medicamento, incluso de los mas fuertes y en grandes cantidades. Finalmente luego de conversar tomamos una decisión, de suspender todo posible tratamiento, enfocarse en mama y dedicarle tiempo, y regresar en unos meses a continuar sus evaluaciones. Su mamá murió a los días de tomar esta decisión. Ellos empacaron sus maletas y se fueron de viaje, comenzaron a practicar Yoga, a meditar, decidieron cuidar sus cuerpos y hacer ejercicios, a cambiar su alimentación. Al cabo de unos meses regresaron a la clínica diciéndome lo siguiente: “Venimos a realizarnos el procedimiento porque esta vez lo vamos a lograr, estamos preparados tanto mentalmente como físicamente”. Y lo lograron!

image005

 

Su actitud ante toda esta situación, ante todo lo que les estaba sucediendo cambio radicalmente. Entendieron que todo sucede por algo, que es una reacción de causa y efecto, y que la mejor manera de enfocar las dificultades de la vida es buscando nuestras fallas y trabajar en base a ello. Comprendieron que su negatividad constante y miedos (adquiridos por médicos que ofrecían diagnósticos desesperanzadores), no les aportaban nada a su favor. Decidieron cambiar en ser mas positivos, usando Yoga y meditaciones diarias, y pudieron lograrlo, solo con su mente. Una vez que lograron esta conexión tan poderosa con la mente, comandaron a sus células en comenzar a regenerarse y trabajar para funcionar de forma saludable. Las migrañas del paciente desaparecieron por completo, y ambos poseían una energía maravillosa de positivismo y seguridad que no había visto en ellos anteriormente.

 

Existen programas que estudian el efecto placebo, y se ha demostrado que incluso pacientes que solo recibían el placebo han evidenciado resultados de mejorías incluso muy por encima de los que si recibían el medicamento o droga. Estos estudios se han realizado en diversas áreas médicas, y en todas han mostrado beneficios interesantes en lo que respecta al poder de la mente sobre el cuerpo.

 

La hipnosis es otra técnica maravillosa y mucho mas rápida para lograr efectos interesantes, ya que se logra un acceso directo hacía la mente subconsciente la cual tiene almacenados datos de suma importancia que pueden estar influyendo negativamente en nuestros organismos y nuestras reacciones emocionales. Esta técnica pasa por encima de la mente consciente que es quien se encarga de evaluar toda la información y filtrarla, pero no se necesita aprobación del consciente ya que este se deja en período de reposo mientras se trabaja con el subconsciente y desde allí se realizan los cambios necesarios una vez encontradas las raíces principales de los problemas, alteraciones, patologías, etc., que el paciente esté viviendo en ese momento.

image007

 

Por esto me encuentro manejando estas técnicas de hipnosis, meditaciones, Reiki y Yoga para mis pacientes actualmente. La cantidad de personas interesadas es enorme y estoy procurando atenderlo a todos si es posible, sobre todo aquellos que están por comenzar sus procedimientos de alta complejidad. Los resultados han sido impresionantes. Y es una forma de aprender que sus propias mentes son las únicas creadoras de las situaciones que viven. Nadie mas toma esas decisiones por ustedes. Por ello pueden ser cambiadas una vez que tomen la firme decisión de hacerlo, y de buscar ayuda profesional para lograrlo.

 

Los programas ofrecidos en FertilityOnline (www.fertilityonline.net) son muy completos e incluyen sesiones especiales dedicadas para pacientes de fertilidad, y pacientes fuera del área de la fertilidad que se encuentran padeciendo de otras enfermedades como cáncer por ejemplo. Han sido muchos los avances en el manejo de enfermedades con la mente, y realizando estos programas los pacientes verán mejorías enormes en sus efectos secundarios a medicamentos, malestares generales, molestias, avance de las enfermedades, reincidencia, actitud, resultados, y conexión mente-cuerpo en general. Los invito a conocer las herramientas posibles para una mejor calidad de vida.